Peelings y EAU Blue

peelings-kuos

El exfoliante, dentro de la cosmética es un producto esencial del que debemos acordarnos, dependiendo del tipo de piel, una vez o un par de veces por semana. Nos ayuda a quitar las células muertas de la piel y dejar a las nuevas que se luzcan radiantes.

El exfoliante más común es el llamado gommage, de gránulos o de arrastre, que actúa arrastrando las células muertas que hay en la superficie de la piel.

El exfoliante enzimático, está dentro del grupo de los exfoliantes químicos que se presenta en formato polvo, es muy suave y no lleva gránulos. Este exfoliante está compuesto por enzimas que penetran en las capas inferiores de la piel deshaciendo lo que une a las células y hace que éstas se vayan desprendiendo.

Y de la misma manera que damos de beber al organismo para evitar los efectos nocivos de la deshidratación, deberíamos incluir en nuestra rutina diaria de belleza las aguas termales para cuidar y proteger la delicada piel del rostro. Basta pulverizar sobre la cara limpia, antes de aplicar la crema, esperar unos minutos y secar mediante ligeros toques con un tejido suave para que la piel se refresque e hidrate.

This post is also available in: Inglés Italiano Francés Croata